Con tanta “comunicación”, nos encontramos solos de nuevo.

“La red”, la “Super carretera de la información”, “la panacea”.

Esos son sólo un granito de todos los adjetivos que le han colocado al internet, un mundo aparte, un mundo “No real”, que nos une inevitablemente, un universo en el que las personalidades se comparten aunque no sean reales, en el que publicamos, plasmamos, escribimos, entretenemos y pervertimos.

En el que hemos encontrado nuevos significados, en el que reímos, lloramos y cantamos en silencio; lleno de sus propios mitos y leyendas. Plagado de personajes fugases, muchos de ellos míticos sólo guardados en el caché.

Donde se “vive” en grandes comunas, donde se distingue y se etiqueta, donde se abandona; lleno de gritos y llanto, de risas y alegría efímera.

Lugar de convocatorias bien intencionadas, de llamadas a la muerte o revolucionarias.

Centro de sabiduría y gran ignorancia; de cuerpos desnudos, atardeceres, banalidades y sin fin de porquería digitalizada.

Vivienda preferida de narcisistas, voyeristas, personajes solitarios que no buscan el roce de una mano o de la piel sino una bandeja llena de halagos e insultos que lo hagan sentir que existe, que es aceptado.

El espejo donde el hombre simbólico se ve de nuevo tal cual es.

2 Replies to “Con tanta “comunicación”, nos encontramos solos de nuevo.”

  1. No recuerdo en donde fué que leí sobre un escritor – muy reconocido – que no le gustaban los blogs, porque decía que era como una falta de respeto a los lectores, viene un poco por lo de la “porqueria digitalizada”, y es verdad hasta cierto punto.

    Pero wikipedia – por otro lado – esta más actualizado que las enciclopedias.

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*