La última Plaza Pública de Miguel Ángel Granados Chapa

En la universidad me tocó tener como referencia a quien en lo personal y creo que para muchos, es un maestro de la labor informativa y el análisis, Miguel Ángel Granados Chapa, quien el día de hoy se despide de Plaza Pública, columna emblemática no sólo para su carrera sino para los gustosos de la crítica de la vida pública en México, del periodismo.

Granados Chapa tiene un amplia carrera periodística, 40 años, y muchos reconocimientos, sin embargo, el referente del tiempo se va a segundo plano si se toma en cuenta la credibilidad y reputación construida durante tantos años, pues ha mantenido su ojo crítico, sus argumentos constructivos y puntuales plasmados en su obra.

  • La Banca nuestra de cada día (Océano, 1982).
  • Alfonso Cravioto, un liberal hidalguense (Océano, 1984)
  • Votar, ¿para qué? manual de elecciones (Océano, 1985).
  • Comunicación y política (Océano, 1986).
  • ¡Nava sí, Zapata no!: la hora de San Luis Potosí: crónica de una lucha que triunfó (Grijalbo, 1992).
  • ¡Escuche Carlos Salinas! (Océano. 1996).
  • Constancia hidalguense (Grijalbo, 1999).
  • Fox & Co. biografía no autorizada (2000).

–¿Le gusta su vida?

–Sí, me gusta muchísimo, me gusta su diversidad, su variedad. Me gusta que mi trabajo sea placentero como lo es, no obstante que a veces en sus contenidos no lo es tanto. Me gusta muchísimo ser periodista –dice todo bajo el mismo tono de voz, suave y lineal. PeriodistasenLinea.org

Este viernes en lo que será la última edición de Plaza Pública en el diario Reforman escribió: “Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós”.

Su alejamiento se debe a razones de salud, un cáncer que lo ha dañado durante años y al que le ha hecho frente valientemente. La pérdida de su pluma de la que hemos podido disfrutar en Proceso, Reforma, Excelsior, Mural, El Norte y trabajo que lo hizo merecedor de la Medalla Belisario Domínguez, el Premio Nacional de Periodismo, el Premio Nuevo Periodismo, pero sobre todo del reconocimiento, estima y cariño de muchos, entre quienes me incluyo.

Gracias maestro.

One Reply to “La última Plaza Pública de Miguel Ángel Granados Chapa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*